miércoles, 8 de abril de 2015

Borrador de prólogo para libro de amor en el chat ( inconcluso y ligeramente delirante ) 2004


Ensayo sobre la virtualidad (no es el título definitivo)

"¿Qué es la vida?...¡un frenesí!, ¿qué es la vida?...¡una ilusión!..."..."La vida es sueño y los sueños sueños son"
                            Calderón de la Barca
                                                                    (Frase provisoria)

El sueño, la vigilia, la cotidianidad, estados de percepción de la misma realidad, aquella construida individual, social e históricamente. Como identidad colectiva nos percibimos al querer describirnos. ¿ Estamos hechos de roles?, ¿nuestro contacto con el otro cuenta a priori con un texto preexistente o se escribe en el acto mismo de la enunciación?. Verdades de perogrullo quizás parezcan estos enunciados tantas veces dichos. Una misma mujer por ejemplo, puede ser varias a la vez o en sucesivas instancias: la madre, la hija, la amante, la mujer de, la estudiante, la profesora. Y cuando está sola ¿quién es?. Se podría responder que su ser es definido por lo que hace, en consecuencia: ¿está limpiando?...es ama de casa, limpia casas ¿está haciendo el amor?... es esposa o amante , prostituta , ¿está enseñando en el aula?...es profesora. Decimos "es" y no "trabaja de", es profesora y no, trabaja de profesora.
Cuando interactuamos, la presencia del otro nos modifica, en ocasiones la gestualidad enuncia lo mismo que la verbalidad , en otras la contradice o la refuerza. El universo de la comunicación despliega variopintos códigos, no sólo el de la palabra. Olores, sensaciones táctiles, auditivas, gestos, miradas... Todo esto queda elidido en la comunicación por chat. En esta comunicación "intercomputadoras" sólo están las letras y eso también es mucho. También puede haber imágenes, tanto fijas como ciberpresenciales, dadas por la webcam, también puede haber audio. Todos son fragmentos de las presencias fenomenológicas. Quién mejor que Platón habló de estas cuestiones!. Pensemos por ejemplo en su "Alegoría de la caverna" y más aún, para nuestro ensayo es útil su "Banquete", ya que como él pretendemos hablar del amor, en sus múltiples manifestaciones. Múltiples , o el amor designa sólo una entidad?.
El amor en el chat, este es el tópico que abordaremos. El chat aparece como un medio privilegiado para desplegar múltiples fantasías en torno al otro, para  generar la empatía que hace del otro un objeto de deseo. El amor entendido en sentido extenso, desde las sensaciones despertadas por diálogos románticos, eróticos o amistosos (que pueden contener componentes de los dos primeros). El amor entendido como la proyección que hacemos de nuestros deseos sobre otro que se nos muestra como ideal a pesar de la limitada aproximación a su persona. La evidencia que arroja nuestra investigación es que  con los escasos  datos  que tenemos del otro (sólo frases escritas, alguna imagen veremos que esto puede ser mucho) construimos su persona configurándola con agregados que se infieren.¿ Cómo se infieren?, no sólo por lo dicho, por los ritmos de la comunicación, por el discurso con toda su densidad, sino además con nuestra imaginación. Este , para nosotros es el actor principal que trabaja transversalmente en cualquier diálogo del chat. La imaginación, actúa sobre los vacíos de sentido y les da un sentido - las más de las veces- esperado, trabaja con la materia prima de nuestra psiquis, nuestros conflictos, nuestros deseos, convirtiendo en algunas oportunidades a ese ser en un prototipo ideal. La virtualidad parece relajarnos de nuestra apariencia, de nuestro ser físico que se muestra en la mayoría de las comunicaciones interpersonales.  Podemos chatear - si lo hacemos en casa - y si lo deseamos así, con nuestro aspecto casero, cotidiano, sin máscaras de maquillaje o arreglo personal. Sólo lo que decimos al escribir hablará de nosotros y lo que elidimos, como en el discurso. Aunque parece escaso este código de comunicación, no lo es en realidad. De esto hablaremos en un capítulo específico: Formas del discurso en el chat.
Otro sentido de este concepto amor y en este sentido el que resalta del famoso banquete platoniano, es el de amor intelectual, es decir  la disposición del espíritu a través del diálogo. La disposición y el placer a elevarse, a procrear bellos pensamientos a través del intercambio de  palabras con el sujeto "amado".

Como corpus de trabajo contamos con :

1                       Testimonios de personas que tienen o tuvieron relaciones amorosas iniciadas en el chat y que encontraron su consumación a posteriori, fuera de él , en la realidad (?).
2                       Testimonios de personas que tuvieron relaciones en el chat y que al producirse el encuentro, una o ambas desistieron de la continuidad en el plano real, por desilusión o desajuste con la imagen pensada, idealizada.
3                       Testimonios de personas que tienen relaciones en el chat pero que nunca se conocieron  , compelidos por diversos motivos  o  prefieren no hacerlo (viven en distintos países, son casados, tienen fobias, etc). Amistad o "amor platónico".
4                       Testimonios de las autoras, cuya característica es la asimetría en la comunicación, ya que los co-chaters desconocían el propósito de las charlas y sólo lo  supieron una vez que las autoras decidieron dar término al misterio. Se les pidió autorización para publicar las charlas del messenger, mientras algunos aceptaron, otros se sintieron afectados por la estrategia del trabajo de campo y no sólo negaron el permiso sino que concluyeron el contacto.
5                       El universo etario surgió de salas de chat que nuclean chaters de 30  a 40 años, aunque algunos de distinta edad entran a esas salas y también contaremos con sus testimonios.



Algunas conclusiones provisorias desprendidas del trabajo de campo:

5                       Grado de mentiras, verdad....( conclusiones a trabajar)
6                       Son casi excluyentes las conversaciones en el chat entre miembros de un mismo sexo, salvo las ocasiones que se vinculan a salas de homosexuales. Generalmente los heterosexuales hablan con el sexo opuesto. Esto indica la búsqueda de un contacto futuro, o la búsqueda de erotismo virtual o la búsqueda de conocimiento del mundo del género opuesto .En este sentido es muy común  encontrar en los testimonios femeninos frases como: quería tener un amigo hombre o quería conocer qué piensa un hombre de tal o cual tema. En cambio, es frecuente que los hombres siempre fantaseen o busquen realmente un futuro encuentro.
7                       En los casos en que se busca un encuentro se da generalmente que en principio se chateé , luego vienen las conversaciones telefónicas y si se pasa esta instancia satisfactoriamente llega el encuentro.
8                       Otro rasgo para mencionar es el factor temporal. La mayoría chatea en horas de trabajo (sobre todo quienes están casados ). También a la noche , donde comienzan el primer contacto por lo general.
9                       En cuanto a la frecuencia de las charlas es evidente el crescendo cuando se trata de una relación apasionada, llegando a hablar varias veces en el día, en unos casos al borde de la obsesión ( o a la obsesión de lleno).
10                   Las salas de chat que ofrecen las páginas dedicados al tema abarcan un arco variopinto : temas como cine, literatura, arte, estudios específicos, de idiomas, etc. Sin embargo la mayoría de estas salas siempre aparecen vacías de usuarios, condensándose los mismos en las relativas a edad y  sexo ( con sus salas erotismo, sadomasoquismo, lesbianas, gays). No puede desprenderse de este dato que la gente que chatea es desinteresada de esos campos.......¿y a qué se deberá?
11                   Interesante es el desajuste que se produce al escuchar por primera vez la voz del otro, luego de haberlo leído solamente, y al verlo por primera vez. Desajuste tal que - de acuerdo a los testimonios- aunque la voz  y el aspecto sean más atractivos de lo pensado, cuesta relacionarlos con la imagen construida sólo  a través del diálogo, llegando a veces a no producirse el efecto "muñeca rusa" ; es decir el amalgamiento de todos esos registros como partes de un mismo ser, resultando en la memoria las charlas como pertenecientes a la conversación con otra persona ( "efecto Frankestein"). Tá bueno
12                   Otra característica es el desdoblamiento de personalidad voluntario para hablar con distintos o un mismo chater. A veces se debe a una estrategia lúdica, otras se utiliza para verificar el grado de verdad de lo que cuenta un chater, o para preguntar cosas que bajo la personalidad dominante no se preguntaron por ser osadas o impropias o por algún temor o precaución específico. Otras, movidas por el deseo de reparar alguna cuestión pendiente  encontraron ese ardid como única posibilidad, ante la negativa de contacto del co-chater. Otras, por estratagemas más sórdidas, vengativas, justicieras o reaccionarias.
13                   Como cualquier medio de comunicación, el chat tiene y carece de algunos códigos, pero es posible la plena comunicación.  Aporta a su antiguo pariente - la carta- la instantaneidad de las réplicas, aunque adolece de la impronta, del gesto del escriba, tan rico en sugerencias sobre su identidad.(Ver R. Barthes: "La Escritura" imperdible)
14                   Y llegamos con esa palabra  "identidad" al tema más fascinante de este medio. ¿Quiénes somos al hablar en el chat?, ¿queremos mostrarnos tal cual somos?, ¿o encubrirnos y disfrazarnos con  las galas de quién querríamos ser?.
15                   Por último, es notoria la intensidad de los sentimientos, su acentuación , en el chat. Como la experiencia de cubrirse los ojos y tocar objetos o degustar comidas sirve para verificar la agudización de los sentidos una vez ocluida la vista , en el chat sucede algo parecido: sólo letras, sólo palabras  y un cúmulo de sensaciones, de imágenes se despliega en torno  a esa pantalla. Los sentidos ya nada nos dicen, la mente y su poder abraza las palabras, las violenta buscando mensajes cifrados, cuando en realidad pueden ser frases dichas con sentido unívoco. Las palabras, alguna imagen, se nos presentan plagadas de vacíos, y nuestras mentes aman el vacío y se sienten compelidas a llenarlo, sí, con nuestros deseos que no quieren aplazos, quieren actuar y son llamados, convocados ahora, ya , como canto de sirenas. Y algunos se lanzan  a este mar de palabras, otros, más cautos- como Ulises- siempre tienen a mano sus tapones de cera.


Corpus sumario de testimonios: (noviembre de 2003 a diciembre 2004)

16                   Historias de amor en el chat con final feliz. Salvo dos casos , ofrecieron sus nombres y diálogos del historial.
Viviana y Luis. Gladys y Martín. María y Juan (identidades anónimas). Karina y Oscar. Julia y Néstor. María II y Juan II (ident. Anónimas). Silvina y Oscar.
17                   Historias de amor en el chat que no llegaron a ser historias en el mundo
real por diversas incompatibilidades.
Constanza y Miguel. Daniela y Julián. Gladys y Marcelo.Gladys y Rubén. Andrea y Martín. Viviana y Juan Carlos. Ana y Willy. Dioniso y Ariadna.
18                   Historias de amistad en el chat, con y sin conocimiento físico.
María y Eduardo. Fabiana y Ernesto. Mónica y Sandra. Mónica y Gastón. Marita y Fernando. Andrea y Luciana. Laura y Marcos.
19                   Historias de falseamiento de identidad o género que se evidenciaron en el
Encuentro.
Gladis y Luis (Marcela). Marcia y Alberto. Lucía (Eduardo) y Jorge. Viviana y Martín. Gabriela y Gerardo.
20                   Historias que comenzaron prometedoras y culminaron en odios y otras
Yerbas. Con y sin encuentro.
Judith y Fernando. Alberto y Norma. Guada y Leonardo.   Fabiana y Alberto.
21                   Historias fruto del trabajo de campo de las autoras como cibernautas, sin encuentro posterior. (sólo las de
1)Vera y Marcelo. El arte y el fútbol. Amistad. Complemento de conocimientos. Corriente de confianza . Confidencias. Cuando se comentó el propósito de los diálogos se encontró en principio ofuscación y negativa a la colaboración, trocando luego por voluntad de participar en la publicación.
2)................

                                                                                    A.C





6 comentarios:

  1. Se cansaron de escribir? El primer tramo es medio extraño... Yo tuve también mis historias en el chat de esa época, en uol...

    ResponderEliminar
  2. El primer tramo esta muy bueno! con muchas cosas para pensar de a una
    "El amor entendido como la proyección que hacemos de nuestros deseos sobre otro que se nos muestra como ideal a pesar de la limitada aproximación a su persona" genial esa frase! Es como que también puede ser adecuada para otras relaciones, hasta en las que hay un contacto físico! Je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ferchu! es verdad que puede aplicarse para relaciones cara a cara

      Eliminar
  3. Muy interesante, mi impresion personal es que cada historia de chat x si sola merece un libro...y otra impresion es que deberia estar escrito en un lenguaje mas llano o sin tanto tecnicismos

    ResponderEliminar
  4. Posiblemente cada historia del chat amerite un libro, como toda historia. No veo en el texto muchos tecnicismos, más bien juegos con el lenguaje para categorizar ciertas situaciones, como lo de Muñeca rusa, o efecto frankestein, etc. Gracias por tu opinión!

    ResponderEliminar